Cous cous de cordero

cous cous de cordero

Buenas,
hoy os traemos una receta que teníamos ganas de cocinar y compartir con vosotros, un rico cous cous de cordero.

Para el que no lo sepa, el cous cous es un plato tradicional del Magreb hecho a base de sémola de trigo y acompañado de verduras y carnes. Nosotros lo hemos comido riquísimo en ceuta y en Madrid también delicioso y muy abundante en un famoso restaurante llamado Samara.

Este plato viene a ser algo parecido a un cocido sin caldo, con muchas especias y con la base de sémola de trigo duro que usaremos para acompañar las carnes y verduras.

Vais a ver que son muchos ingredientes. Que no os asuste, prescindid de aquellos que os resulte complicado encontrar y probad este cous cous porque está riquísimo.

Ingredientes para hacer cous cous de cordero para 6

ingredientes cous cous cordero

300 gramos de garbanzos
3 cucharadas de aceite de oliva
1 pierna de cordero deshuesada y cortada en trozos
sal
pimienta negra
1 cebolla
pimiento rojo y pimiento verde
3 tomates de pera
1 guindilla
2 cucharadas de una mezcla de especias conocida como ‘ras el hanout’
1 pellizco de azafrán
el equivalente a 2 dientes de ajo de jengibre
4 zanahorias
1 nabo pequeño
1 calabacín
1 trozo de calabaza
2 dientes de ajo
cilantro
menta
un puñado de uvas y ciruelas pasas
2 cucharadas de miel (al gusto)

Como preparar cous cous de cordero


1. Ponemos a cocer los garbanzos que teníamos en remojo desde la noche anterior en la olla exprés con suficiente agua y durante 20 minutos. ¿Porqué los cocemos aparte? bueno, pues porque como hay veces que nos encontramos con garbanzos que necesitan mas cocción que otros, cocinándolos aparte nos aseguraremos al pasarlos a la olla con el cordero que no haya ningún que se vea duro. Obviamente si confiáis en vuestros garbanzos, podéis cocinarlos junto con la carne desde el principio.

2. Salpimentamos la carne troceada de cordero y la doramos en una olla grande con 3 cucharadas de aceite de oliva y fuego medio alto.

3. Cuando está dorada la retiramos, bajamos el fuego y añadimos la cebolla, pimiento rojo y pimiento verde todo troceado. Podemos además si te gusta un poco el picante, añadir una guindilla.

4. Cuando tenemos la cebolla un poco dorada, añadimos el ajo y jengibre picado, los dos tomates de pera maduros y rallados, la pizca de azafrán y las 2 cucharaditas de ras el hanout. Dejamos reducir a fuego flojo y rascando el fondo de la olla con la cuchara, para sacar los jugos de la carne que puedan quedar pegados.

5. Cuando tenemos un pochado de tomate de un color intenso (unos 10 minutos aprox) añadimos el cordero dorado que teníamos reservado y cubrimos de agua. Solamente cubrimos, si acaso dejamos un dedo de agua encima de la carne, para que luego el caldo salga muy rico y concentrado. Subimos el fuego y cuando comience a hervir añadimos la zanahoria y nabo troceados en trozos grandes. Vamos a ir retirando la espuma que vaya soltando el guiso.

6. Corregimos el punto de sal y seguimos cocinando a fuego medio bajo. Cuando el cordero lleva una media hora o tres cuartos de hora cociendo, añadimos la calabaza cortada en trozos grandes y las pasas.

7. Ahora es el momento de preparar la base de la receta que no es otra que la harina de sémola de trigo duro o cous-cous. Nosotros hemos usado un cous-cous tradicional, que necesita mas cocinado.

Venden en muchos supermercados un cous cous rápido, que podemos preparar del siguiente modo: Ponemos 2 vasos de agua a hervir con una pastilla de caldo de carne, cuando el agua hierve y la pastilla se ha disuelto, echamos 2 vasos de cous cous, un chorro de aceite de oliva y un poco de sal. Removemos de vez en cuando mientras va absorbiendo el caldo. Ya lo tendríamos listo para preparar.

Si usamos el cous cous tradicional, echamos 2 vasos de cous cous en una fuente y añadimos como medio vaso de agua. Dejamos reposar 5 minutos para que se humedezca. Pasado este tiempo escurrimos (si es necesario) y con las manos vamos removiéndolo y ‘soltándolo’. Lo añadimos a nuestra cazuela para cocinar al vapor, la tapamos y colocamos encima de la otra cazuela en la que estamos guisando el cordero.

7. En este punto, añadimos a la cazuela con el cordero el calabacín que simplemente hemos cortado en trozos grandes al guiso.

8. Cuando han pasado 15 minutos, apartamos el cous cous, lo soltamos con ayuda de un tenedor y colocamos alrededor de una amplia fuente.
Vamos rescatando el resto de alimentos y decorando a vuestro gusto la fuente. Se suele poner como en la foto el cous-cous en la base, los garbanzos, la carne (deshilachada) y por último las verduras, menta y cilantro picado.

9. Con el caldo sobrante, lo colamos y ponemos en una taza para quien quiera ‘mojar’ un poco el cous cous. En este punto podemos usar dos tazas y en una de ellas mezclar el caldo con un poco de harissa, que no es mas que una mezcla de tomate concentrado y guidilla muy picante. Si ya habéis puesto guindilla antes, prescindid de este punto. En la otra taza podéis poner un poco de miel.

cous cous de cordero

Esperamos que os haya gustado la receta. Es un poco larga de contar, pero la verdad es que sale muy rica y de paso experimentamos con recetas de otras culturas que siempre es interesante.

Muchas veces os hemos dicho que esta receta es nuestra interpretación y que los ingredientes que utilizamos no tienen que ser exactamente los que hay que echarle para que salga rico. Un cous cous llevará generalmente harina de semola (cous cous), garbanzos, carne y verduras. Puedes añadir o quitar ingredientes a tu gusto.

pd: no le hemos puesto puerro aunque aparece en la foto.

hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »